LA ALEGRÍA PASCUAL

ALEGRÍA EN EL SEÑOR… 

CRISTO RESUCITADO, el mismo día de su resurrección hace a su Iglesia tres preciosos e importantes regalos: La paz, el perdón de los pecados  (Jn 20,19-23), y una alegría “que  nadie os podrá arrebatar” (Jn 16,22).

LA ALEGRÍA CRISTIANA.

“Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito: estad siempre alegres” (Fil 4,4). Es una llamada, una exigencia absoluta; y da una única razón:  “El Señor está cerca”.(4,5).

Para empezar podríamos preguntarnos:

¿Es posible hoy estar siempre alegres?

¿Es fácil hoy una alegría constante, permanente, que sacie el corazón del hombre?

¿No será una ilusión, un idealismo y no una realidad experimentada?